Convertir a Espacio de Color

Convertir todos los colores en una imagen o documento, a un espacio de color específico.


  1. Navegue a Cambio Global > Estándar > Color > Convertir a Espacio de Color.
  2. Seleccione una imagen/archivo.
  3. Pulse doble Convertir a Espacio de Color para abrir la caja de diálogo Editor de Cambio Global Enfocus: Convertir a Espacio de Color.

  4. En esta caja de diálogo puede convertir todos los colores de la imagen/texto, a cualquiera de los siguientes: Gris de Dispositivo, RGB de Dispositivo, CMYK de Dispositivo o Separación. Por ejemplo, si su imagen es un dispositivo RGB, puede convertir todos los colores de la imagen a CMYK del dispositivo.
  5. Al seleccionar Separación, se carga la base de datos de color para que pueda elegir un color desde la caja de diálogo Selector de Color Directo.
  6. Seleccione la casilla Forzar gris para conservar igual intensidad si es necesario. PitStop Pro intentará remapear el gris impuro y el negro, a negro, ANTES de la conversión a CMYK. El resultado será, por ejemplo, el texto negro RGB lo convertirá a K 100% puro, en lugar de una combinación de todos los colores de proceso.
  7. Al cambiar algo, el texto del botón Ejecutar pasa a Guardar y Ejecutar.
  8. Pulse el botón Guardar para guardar parámetros, o pulse el botón Guardar y Ejecutar para guardar los parámetros y también aplicarlos a la imagen / documento seleccionado.
    Note:

    Los usuarios pueden elegir convertir los objetos a color directo, usando uno de los dos métodos:

    1) Usando Convertir a Espacio de Color puede optar por conservar los detalles de la imagen, pero con el riesgo de perder la intensidad del color. Los píxeles con colores diferentes tienen diferentes colores, incluso después de la conversión. Por lo tanto, los objetos se convierten primero al espacio gris, tras lo cual se convierten en el espacio de color de la separación. Esta acción conserva el contraste.

    2) Usando la acción Adaptar color al conjunto de colores puede optar por mantener la intensidad del color, con el riesgo de perder algunos detalles de la imagen (el color de destino puede tener un tono más claro, por lo tanto remapeará varios tonos del color de origen, al color de destino exacto). Esta acción no conserva el contraste.